respirando

creo que a veces en ciertas épocas de la vida hay momentos que te hacen sentir que el aire no alcanza, son como puntos de inflexión en donde toca replantearse la vida de la manera más abierta posible y ceder a cambiar las cosas que no se han dado por uno u otro motivo, no voy a decir jamás que manejo al máximo mi inteligencia emocional, de hecho me cuesta muchísimo tener el control absoluto sobre ella, a veces cuando me meto en relaciones de tipo amorosas, sexuales, casuales, etc. cedo ese poder, por pendeja, no en realidad por confiada, por que pienso o pensaba que todo el mundo va a ir como yo, sin máscaras, la realidad es otra.
la primera vez que tomé pastillas contra la depresión tenía 14 años, algo en mí simplemente hacía que mi cuerpo fuera propenso a sentirse triste en ciertas situaciones que podían más que mi razón y mi lógica, 5 años más tarde a los 19 en la universidad nuevamente el bajón se apoderó de mí, no busco un motivo, simplemente acepto que así son las cosas de vez en cuando, hay situaciones que actúan como catalizadores de tristeza, y esta es una, no se si es un patrón que marca las situaciones de cambio en mi vida, que me llevan a deprimirme o si simplemente ha sido mera coincidencia, la verdad es esta vez he sido consciente de todo el proceso que conlleva deprimirse, es involuntario, uno no se da cuenta, simplemente te empiezas a sentir triste.
-si te quiere curar, debes considerar a esa persona como un elemento dañino en tu vida- dijo el Dr. la ambivalencia emocional de la última persona con la que me relacioné me llevó a confiar de manera casi ciega, pensé que el desengaño o la tristeza no se iban a ser parte de esa historia, me equivoqué y no responsabilizo a más nadie que a mí misma, porque me deje engañar y joder, y una vez más estoy profundamente triste, esta vez si sé porqué es, esta vez si siento esa tristeza con nombre y apellido, pero al igual que las otras veces mi cuerpo me juega la mala pasada, el enojo lo cambié por tristeza, la decepción se unió a la tristeza y como resultado me deprimí porque esa pseudo relación se terminó, 
un tratamiento nuevo inicia, por primera vez me enfrento a él siendo adulta, conociendo los motivos que me llevan a deprimirme y buscando las soluciones que a largo plazo unan esos puentes en mi cerebro que se caen  cada vez que me desilusiono, ay la depresión…
Anuncios

1 comentario en “respirando”

  1. Bueno quiza esto no suene muy cuerdo pero creo que deprimirse a veces ayuda. Creo que te limpias emocionalmente y aunque cuesta mucho trabajo encuentras un punto de equilibrio emocional otra vez, es como un ciclo sabes?

    Saludos hermosa, suerte con eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s