Alea iacta est

Hace 1 mes y casi 5 días que arrancó un nuevo gobierno en el país, yo, en mi estrenado rol de servidora del Estado, porque siendo sinceros un año es NADA para aprender de la maquinaria más grande que tiene un país, en fin, en esta nueva versión Funcionaria 2.0 de mi misma, me encuentro extasiada por el proceso de transición, cambios de mandos, paso de la batuta en todas las instituciones que dependen del periodo democrático.

Ah! la democracia, ese sistema en el cual, sabiendo que no es perfecto, confiamos ciegamente, lo que puede ser un problema, no la democracia, sino la ceguera selectiva de algunos y muchos “electores” que se desprenden de toda responsabilidad social y ética y creen que el ejercicio de la democracia es únicamente ir a votar cada 5 años y terminan botando.

Pero no quiero hablar de democracia y de los claros problemas que muestra, de nuevo, no el sistema, el ejercicio por parte de la ciudadanía.

Quiero hablar del día a día, de la práctica, del esfuerzo que hacen MILES de servidores públicos por mantener este país andando, dependemos de la democracia, pero también dependemos de la confianza que genere el Presidente de la República y de lo certeras que sean sus elecciones a la hora de designar a su equipo de trabajo.

Un cambio de mando significa, sangre nueva, significa otra mirada, nuevas perspectivas que nos ayudarán a ver los problemas de manera distinta y quizás encontrar mejores soluciones, pero, esto sólo se logra cuando tanto los nuevos como los viejos servidores públicos comprenden que somos todos parte de un mismo engranaje, SIEMPRE Y CUANDO seamos EFECTIVAMENTE piezas útiles.

Entre las cosas que ha dicho el Presidente Nito creo que la que más me ha gustado es “se van para su casa o a la cárcel” sobre los funcionarios corruptos y es que la corrupción está acabando con nuestro país, es como cuando no entiendes porque se dañan TODAS las verduras y frutas del cajón en la refri, pero cuando te agachas bien y sacas el cajón y haces una limpieza REAL, te das cuenta que dejaste un INSIGNIFICANTE pimentón pico ‘e loro en la esquina más alejada de la gaveta, y ese pequeño e irrelevante vegetal arruinó por días, semanas o quizás meses (cochino limpie su refri) todo lo que compraste con la esperanza de cocinar delicioso para tu familia.

Es así, me dan mucha esperanza las designaciones que hizo Nito, me agradó leer todas las hojas de vida que han sido publicadas y entender que hubo un estudio del perfil de cada uno de los elegidos.

En mi trabajo me siento contenta, creo que es hora de que una institución tan importante pase a la luz pública y reciba el reconocimiento que se merece por TODO lo que se hace, porque es una institución que está hecha para trabajar en equipo, para ser abierta, para SERVIR.

El nuevo liderazgo me da confianza, estar del lado correcto de la historia no es fácil, pero es satisfactorio, saber que defendemos la Ley y “que nadie está por encima de la Ley”, escucharlo de una líder institucional, le da energía y fe al país.

El liderazgo positivo se demuestra en todas las acciones, las palabras significan; y ser consciente de lo que se debe transmitir a un equipo habla muy bien de un líder, creo en la gente inteligente, positiva y revolucionaria.

Creo en el servicio público, creo en el bienestar común, CREO firmemente en el trabajo colectivo. ¡Unidos lo hacemos!

Pase lo que pase, sea lo que venga, la satisfacción del deber cumplido me llena, porque desde hace más de 25 años dije por primera vez “Siempre Lista para Servir!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s