La Vie en Rose

Nunca he visitado París, Francia; pero como por arte de magia me transporté por 5 minutos a un café que tiene vista de toda la ciudad, y la Torre Eiffel realmente me enamoró, tenía 10 o talvéz 12 años de no oir a Edith Piaff, cuando estaba pequeña era una costumbre de los domingos, mi abuelo vivía de una forma tan sencilla, tan maravillosa, que todo lo que hacía lo aprovechaba y lo compartía, no me podía llevar a Francia, pero si me traía Francia a la casa.

La primera vez que vi Los Aristogatos, y oi la Vida en Rosa, sentí realmente el aire encigarrillado de un café parisino, me prometí que iba a ir algún día. Hoy cumple año mi abuelita y cuando me desperté noté que la invitada principal al desayuno de cumpleaños era doña Edith, que alegría, obviamente no dije nada, pues estoy en esa etapa de no decir nada, con mi mamá y la desagradable de mi tía que aun no le encuentra un sentido a su vida.

Pero bueno, el punto es que tenemos que escuchar todos los días a la señora Piaff y recordarnos de que la vida es rosa, y asi hay que vivirla!!!

Anuncios

1 comentario en “La Vie en Rose”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s