…como el buen vino!

hay que envejecer con dignidad, con experiencia, con errores, pero también con dignidad, no creo que esté en esa etapa de envejecer aún pienso que sigo creciendo, pero quizás es para aferrarme a lo que me queda de una juventud-adultez primaria-adolescencia tardía. que sé yo, pero es una zona muy divertida en la que aún sigo pensando que hay cosas que haré “cuando sea grande”.

Recién cumplí 26 años, por primera vez en mis 26 años mientras cantábamos el “cumpleaños feliz” levanté la cara y me dediqué a ver a las personas que estaban frente a mí, todos estaban felices, y todos celebraban conmigo una cosa, mi vida., cada uno ha tenido distintas experiencias conmigo, cada uno me aprecia, cada uno tiene un vínculo conmigo, pero todos en ese momento se sentían felices junto a mí, por mi vida. Se siente bien, comprender por un segundo que de eso se trata todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s