reflexiones de llegada

Ya me fui, después de 4 años posponiendo un viaje, finalmente me fui, lo logré y ahora escribo desde un hermoso balcón con una hermosa vista, en un barrio de Buenos Aires, de casas grandes y canchas de tenis, gente linda y autos caros, vaya recibimiento! Siempre es bueno tener amigos trabajando con transnacionales, esa es mi meta, poder devolver esos favores que me han hecho las hermosas personas que llamo amigos alrededor del mundo cada vez que los he necesitado.

Y es que el mundo es mínimo, lastimosamente no todos tenemos las mismas oportunidades de recorrerlo porque como todo, el dinero manda, ese es uno de mis sueños, aportar para que el mundo sea de todos sus habitantes, que no le pertenezca a unos cuantos, que viajar no sea un lujo sino un derecho, que la movilización sea segura, divertida, porque después de todo, ¿de qué sirve un planeta que no podemos disfrutar?

Pienso que la ignorancia es la raíz de muchos de los males que nos aquejan como sociedad humana, si las personas conocieran fuera de su realidad y experimentaran, aunque fuera por cortos periodos de tiempo, esa sensación de que todos estamos conectados con todo lo que nos rodea, estoy segura de que cuidaríamos más y mejor esta tierra. Me siento más cerca de mi meta, de poder lograr algo, de trabajar para aquellos que tienen los mismos derechos que nosotros, los pocos que hemos tenido la suerte de tener comodidades.

Llevo menos de 24 horas en este país, llegué bien, luego de un viaje turbulento, en asiento de salida de emergencia o sea que pasé 7 horas sentada en la misma ***** posición, luego en migración parece que la carta del consulado en Panamá jamás la habían visto, me retuvieron como 25 minutos, pero se compensa el paso expedito sin revisión de maletas que tuve en aduana, creo que a los funcionarios les dio penita esta gordita con 4 maletas enormes, al final llegué a mis destino, sana y salva, que es lo importante.

Es día feriado y todo está cerrado, eso me parece raro, en Panamá las personas aprovechan, cierran las oficinas pero los negocios de servicios se afanan en atraer clientes, sobre todo en verano, para que gasten, para que gasten mucho, ya me tocará ver la ciudad mañana, andando, de día, caótica y hermosa como la recuerdo de mi primer viaje, yo mientras aquí en el balcón disfruto el calorcito, calor que hace que Panamá sea un niño en pañales.

El queso está bien bueno, puedo acostumbrarme a comer queso rico todos los días!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s