Gratitud

Pedir, le pedimos a Dios, al universo, a la vida, a los demás, pero ¿alguna vez nos pedimos a nosotros mismos? Es muy sencillo extender la mano y solicitar a lo externo que soluciones nuestras necesidades, es muy común hacer caer en nuestra pareja la responsabilidad de completarnos, de llenar nuestros vacíos, y mientras seguimos ese patrón, saben qué? NADA FUNCIONA, NADA SE MUEVE, NADA PASA.

Pedirnos a nosotros mismos puede llegar a ser muy complejo, porque para darnos algo sabemos que debemos quitarnos algo, dejar de ser algo para ser algo mejor, me pido a mi misma soltar los miedos para darme oportunidades, me pido a mi misma soltar las inseguridades para darme paz, y así, soltando, dejando ir lo negativo para darme amor en positivo.

Somos causa y consecuencia de lo que nos rodea, nadie más es responsable, solo nosotros mismos, de lo que nos sucede, no necesito que me completen porque yo no estoy a medias, quiero que me complementen y complementar para lograr individualmente lo mejor de cada uno.

No necesito que nadie me de su aprobación porque yo soy perfecta para mi ahora, para mi presente soy suficiente.

Y cuando logramos soltar lo negativo y  nos damos la enorme capacidad de vivir, de amar y de estar receptivas para lo que el universo tiene para nosotros entonces llegan esos pequeños momentos en que en un segundo todo cobra sentido, todo llega, TODO PASA en el momento perfecto, en el momento justo en que tu estabas lista para que todo aterrizara en ti y es entonces cuando lo único que inunda tu alma es

GRATITUD

Te pediste a ti misma, te diste y en el proceso te quitaste y ahora te agradeces, te abrazas, te reconfortas en saber que eres chispa, la chispa adecuada para hacer que todo arda. Entonces, agradeces, a Dios, a la luz, al Universo, a la vida. Reconoces a aquel que está y complementa porque te entiende completa, agradeces la oportunidad de amar, y ser amada, agradeces la oportunidad de dar y crecer, agradeces, y luego vas y pasas la llama, sigues en el ejercicio, soltar lo que te detiene para darte mejores cosas.

Ese segundo en que tu alma vibra tan alto, tan alto que sientes que va a salirse del pecho, que quieres explotar en un millón de colores, que eres agua y fluyes, y te desbordas desde dentro, que se extiende y moja a los que amas, por eso…

a33

…hoy, GRACIAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s