adicciones en calma

en el silencio de la soledad buscada,
con el consumir de un cigarrillo
todos nos herimos,
todos nos dañamos.

en la agonía de una última palabra,
en el martirio de un recordar eterno,
todos nos herimos,
todos nos dañamos.

con la consciencia tranquila,
y el alma agitada,
todos nos herimos,
nos hacemos daño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s