sin gotas, nos agotan

La última vez que entré a Google Earth y vi a Panamá desde una imagen satelital creo que seguía estando entre dos océanos, el pedacito de tierra que somos casi que ni se ve entre tanta agua, tenemos la suerte de tener recursos hídricos, y la lluvia siempre se hace presente, no tenemos que bailarle ni nada para que el cielo suelte agua, ironicamente nuestro obsoleto sistema de acueductos en la capital, sumado a la falta de interés de nuestros gobernantes están haciendo que poco a poco los panameños tengamos más difícil el obtener el vital líquido.

No es secreto para nadie que nuestras alcantarillas y acueductos potables iban pronto a colapsar, pues no se ha actualizado el sistema para soportar los dos millones de personas que viven en la capital, si a esto le sumamos los trabajos del bendito metro, tenemos un sistema que depende en mucho de otro trabajando a medias por que el primero es completamente obsoleto y colapsa con cada nuevo paso que se de para avanzar en  el segundo.

Jamás voy a decir que el Metro es una mala iniciativa, yo soy peatona de este país y creo que nos beneficiaríamos mucho con un transporte digno y eficaz, pero también tengo más de 2 dedos de frente, a diferencia de nuestros gobernantes,  y no necesito un título en ingeniería para identificar que antes de empezar a jugar a los trencitos, Martinelli debió haberse metido en el rol de plomero yhacer algo para seguir asegurando que nuestra agua fuera una de las mejores y más potables del mundo.

Por allá por principios de año todos nos especializamos en baño con totuma, pero lo grave del asunto no fue como nos bañábamos, lo malo es que esta gente se preocupó más por culparse unos a otros que por prestar atención real al problema, la calidad de nuestra agua se vio afectada, supuestamente ya había sido solucionado el problema con las plantas, y se habían tomado las medidas pertinentes para que más nunca viéramos agua chocolate salir por nuestras cañerías.

Abrir el grifo hoy me recordó a la primera vez que estuve en México, D.F. y me bañé con agua “chocolatita”, de esa que da terror abrir los ojos, y practicamente que aguantas la respiración, a principio de año el agua incluso olía mal, y tuvo todas las tonalidades que no debe tener un líquido que en sus propiedades dice ser “incoloro”.

Realmente espero que con todo lo que ha pasado en este periodo gubernativo, los panameños no nos volvamos a dejar comprar con campañas publicitarias millonarias, con regalitos y con escándalos tipo Jersey Shore, es hora que le pongamos a quienes aspiran gobernar, las cartas sobre las mesas, hay mucha tela que cortar aún con el dueño de supermercados y considero que tiene que dar muchas respuestas antes de abandonar esa silla, en la que claramente no está bien sentado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s