Para un amor que está lejos

Un día noté que de el centro de mí salía un hilo, un hilo que parecía hecho del material más fuerte que pudo existir jamás, noté que había un hilo luego de desnudar mi alma y llorar tanto que se lavaron mis fachadas, lloré tan fuerte que se destruyeron mis muros, noté que había un hilo y decidí seguirlo, lo seguí por meses hasta que encontré donde me llevaba.

El hilo llevaba a tí, estabas con tus manos sobre él y habías recorrido un largo camino también, nuestras almas se encontraron antes de que nos miráramos a los ojos, un hilo indestructible, un hilo hecho del material mas fuerte que ha existido jamás.

Un día noté que el hilo se hacía débil, -¿cómo el hilo más fuerte del mundo puede hacerse débil?-, y entonces te ví, y me di cuenta de que no sonreías, tu mitad del hilo era más delgada y parecía que pronto iba a romperse, -¿que hago?- pensé,

-Si hemos caminado tanto para encontrar el otro extremo, si hemos soportado tanto antes de notar que un hilo hecho del material más fuerte del mundo salía del centro de nuestras almas, y que ese hilo nos unía, ¿cómo era posible que se hiciera débil?

Estaba tan lejos, tan distante, nuestras almas juntas pero mi voz no te tocaba, mis labios no te besaban y no había forma de despertarte, de alegrarte, al parecer íbamos a perder el hilo, y sabía que una vez roto nos íbamos a perder de nuevo.

Me puse a investigar, y aprendí que el hilo viene de fábrica, se alimenta de la voluntad, del amor y está puesto ahí para que lo encontremos y decidamos salir en búsqueda del otro extremo, es un juego de ese Dios en el que todos creemos, es su forma de divertirse y de comprobar que tan perfecto es el humano, que tanto está dispuesto a dejar la comodidad para arriesgarse y buscar el otro extremo.

Le pregunté directamente a Dios, ¿Por qué lo haces? y su respuesta fue una carcajada, bondadosa pero carcajada al fin y al cabo, me sentí burlada, pero luego de reír un rato Dios añadió:

-Hace muchos siglos, incalculables incluso para mí, decidí que cada alma debía ir al mundo acompañada de otra, porque vivir sólo no tiene sentido, no encontré nunca la forma de hacer que esas almas supieran que se correspondían, pero cuando las cree cada una venía con un hilo en medio, un hilo hecho de todo el amor del mundo y que se alimentaba de esa voluntad humana que incluso para mí es un misterio, aún siendo yo su Dios, no lo sé todo, no puedo saberlo, hay cosas que son misterio incluso para mí, y saber el orden de las almas es una de esas, yo los envío al mundo pero no sé como ni cuando va a llegar su alma compañera, sólo sé que el hilo está ahí, y a lo largo de los años he notado  que no son todos los que se dan cuenta de que el hilo existe. Los valientes se atreven a buscarlo, y su búsqueda es tortuosa a veces pero su vida cobra sentido una vez se encuentran.

entonces decidí preguntarle acerca de ¿por qué te estabas debilitando, si ya nos habíamos encontrado?

– Las almas viven sus historias antes de encontrarse el hilo, aquellas que son valientes para seguirlo muchas veces se desgastan en el proceso se llenan de miedos y se dejan absorber por demonios, es una cosa triste ver como todos los días a cada momento hilos de amor se rompen en la tierra, almas que quedan condenadas a vagar solas por el mundo, a no encontrar jamás a su compañera.

-¿qué hacen esas almas?- Le seguí preguntando, después de todo uno no tiene la oportunidad de conversar con Dios de esa manera todos los días.

-Si hay algo que admiro de los humanos es que su búsqueda constante de la felicidad, la mayoría no se dan por vencidos aunque muchos se dan cuenta de su voluntad y su capacidad de amar al final de sus vidas, las almas que andan con sus hilos rotos deciden buscar a alguien, entonces establecen una lista de cosas que su compañero o compañera debe tener, se encuentran y establecen que van a enamorarse, se compran cosas lindas, deciden vivir juntos, y aún siguen siendo dos almas solas, con un hilo que sale del centro de su ser colgando, algunos se atreven a amarrarlo y ver que pasa.

-¿y que pasa?, le pregunté.

– Se crean la ilusión de mantenerse unidos, en el fondo saben que esa otra alma a la que están amarrados no es su compañera original pero nunca van a saber donde está la otra parte de su hilo, se rompió y ya no podrán encontrarse.

– ¡es muy triste!

Sí, por eso me siento a ver a aquellos que como tú se decidieron a buscar el otro extremo de su hilo, he visto historias que realmente merecen quedar en sus libros de historia, hilos tan largos como la circunferencia de la tierra y que contra todos los obstáculos nunca se rompen, he visto hilos tan cortos que bajan a la tierra juntos y pasan años fortaleciéndose hasta que las almas deciden tomarse de las manos, sabiendo que siempre estuvieron acompañándose, eso es lo bueno del hilo, no se rompe, y ¿sabes porqué?

-¡No!, si supiera todo acerca de este hilo que sale de mis entrañas no necesitaría tu ayuda para saber que le pasa al otro extremo, porque el amor de mi vida se hace débil. Me enojas, se supone que tu lo sabes todo, se supone que tú arreglas esas cosas.

Dios decidió volver a reír y yo sentí enojo subir de mis pies a la cabeza.

Ya te dije que no lo sé todo, especialmente cuando se trata de los enredos que ustedes los humanos crean, hay lugares en los que no tengo alcance y es en la toma de decisiones, me duele ver como se complican la vida y me duele ver como no luchan con los demonios de su propia humanidad imperfecta, me duele mucho ver como olvidan la perfección de su alma, algunos para siempre. Dime, y mira que ya he dejado de atender otros casos por estar contigo, ¿quieres saber porqué el hilo es irrompible?

– obvio, para eso vine, ya sabes que no te hablo mucho.

– De ese tema hablamos después Marta, tú alma está inquieta por tu problema del hilo. 

-mmjm… (Sólo yo le contesto a Dios con un mjmmm entre dientes, hay que ver si soy testaruda.)

– El hilo está hecho de la misma cosa que las almas, un poco de la energía del universo y los ingredientes que le dan vida al ser humano, la capacidad infinita de amar y la voluntad infinita. Juntas estas tres cosas los hacen invencibles, la bondad es el resultado del uso correcto de estas, y pocos se dan cuenta.

Hay una falla en el hilo, cuando se rompe se pierde también la conexión con el alma compañera, se hace tan débil que te quita fuerzas para vivir, es lo que ustedes han descrito como sentirse vacío.

Me duele ver como los miedos los hacen perderse, por eso el mundo está como está, la gente decidió dejar de buscarse, decidieron cortar muchos hilos y amarrarlos a cosas, amarrarlos a otros hilos sólo porque el camino era más corto, sin darse cuenta de que cada conexión era única y que nunca el hilo volverá a ser fuerte, por eso hay quienes tienen el hilo tan corto, tan débil, lo han roto tantas veces y lo han amarrado a tantas cosas que ya no les queda amor, ni voluntad, cada vez que cortas el hilo un pedazo de tí muere.

-¿voy a morir?

– Algún día, pero si te refieres al tema te diré que estás a tiempo, a tiempo de darte cuenta de que tienen un hilo intacto, que nunca se ha roto, un hilo fuerte que se debilita un poco cuando los miedos y demonios aparecen pero que sigue siendo fuerte, que se sigue alimentando del amor y la voluntad infinitos, y de la energía del universo, pero aún les queda camino para poder tomarse de las manos. No sé si lo van a lograr, pero si de algo sirve, yo apuesto por ustedes. Perdóname por haberles puesto tan lejos, no era parte de mi plan, pero no controlo el viaje de las almas cuando buscan un cuerpo que habitar.

– eres Dios, no me debes pedir perdón.

– Gracias por eso, pero aún yo desconozco muchas cosas.

– ¿entonces que hago, mi hilo se debilita y no sé si mi amor y mi voluntad son capaces de mantenerle?

– Son infinitos, claro que puedes, sólo basta despejar el camino de obstáculos, miedos y demonios. Ya te dije, yo apuesto por ustedes.

– Gracias Dios, eres más nice de lo que pensaba.

Dios rió y yo me di la vuelta, emprendí mi camino de regreso con las manos en el hilo, siguiéndolo por que ya sé donde me lleva, mi alma llegó a tu alma antes que mis manos a tus manos, pero es sólo parte del proceso, ahí voy, cada vez más cerca, espero que seas fuerte y me esperes un poco.

Anuncios

1 comentario en “Para un amor que está lejos”

  1. gracias por todo lo que despiertas en mi, gracias por todo lo que haces por mi, gracias por ser tan única. eres lo mejor que me paso en la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s