más recuerdos menos SD

Le damos muchísima importancia a los aparatos electrónicos. Quienes me conocen pueden decir que no es común que esa frase salga de mi, amo mis aparatitos, y sobretodo estar conectada todo el tiempo, y el trillado argumento de que pasamos mas tiempo en el celular que en la vida real y que reemplazamos momentos reales por fotos congeladas en una memoria, me parecía una excusa para aquellos que no se manejan con la tecnología, en este vivir lejos de casa, con un presupuesto muchísimo más limitado que antes me ha enseñado algunas cosas, primero se dañó mi computadora, mi gato tiró sobre ella una copa de vino dejándome sin un trabajo de la universidad que me obliga a repetir una materia, la cagada ya está hecha y no puedo hacer nada, SHIT HAPPENS! (es así)

Por segunda vez se daña mi celular, decide apagarse y borrar todo lo que había dentro, por primera vez no hice backup de las fotos, justo esta vez que mis mejores amigos estuvieron visitando, justo esta vez que tenía tan buenas fotos.

Siempre hay buenas fotos, y cuando las fotos se van, cuando ya no aparecen más que hago? colapso? no puedo colapsar, aun cuando mi pecho se sienta hundido, cuando sienta que casi no voy a poder respirar porque ya no tengo esas fotos en las que todo mundo salía tan bien….y ahora qué?

Pues nada, ahora queda la memoria, si esa que antes se usaba para almacenar historias y poder contarlas describiendo cada de talles, reviviendo los colores, olores, sabores e imágenes para describirlas a nuestro interlocutor, o para nuestro propio regocijo espiritual.

Ahora no tengo las fotos del viaje a Uruguay y los paseos por Buenos Aires, pero me queda el sonido del mar, las risas, el olor y sabor de la comida, los abrazos, y están ahí, perfectos, inmutables, tal cual sucedieron, y con sólo quererlo puedo volver a escuchar las olas, oler la parrillada, sentir el abrazo de llegada de mi amigo René, escuchar a Jani cantar “debajo del mar”, oler el perfume que Liz se pone todas las mañanas.

Que si me molesta haber perdido las fotos? SI, y mucho. pero agradezco tener mi propia memoria intacta, para recordar

1486642_10154839217470578_7875013137871545517_n

Despojarse

El 21 de junio es el solsticio de invierno en el hemisferio sur, para las comunidades originarias suramericanas como los mapuche o los quechua, es de vital importancia esta fecha y leyendo un poco sobre el tema me di cuenta de que la han tenido re clara por miles de años, a nosotros nos cagaron los europeos y luego los gringos, pero los gringos también fueron cagados por los europeos así que la madre patria pronto debe emitir un “mea culpa” y reparación por daños (retroactiva a 500 años), con todo esto del mundial y de las “sorpresas” que han dado los países latinoamericanos sumado a la poca importancia que le han dado los medios europeos me pone a pensar que quizás la copa del mundo no es para nada mainstream y que definitivamente ya es una cosa del tercer mundo, es decir en realidad hay cosas más importantes que pensar que seguir con ese ritual absurdo que reemplaza las peleas con leones y nos acerca a “Hunger Games”. Seguir leyendo “Despojarse”

la oveja ______ de la familia

¿Porqué eres tan rara?  Así suelen empezar todas las conversaciones con mi hermano, soy rara, ¿lo soy?, usualmente tendemos a tildar de raro, loco, extraño a todo lo que nos parezca distinto, mi hermano me dice así porque soy distinta, porque pienso diferente a la mayoría de las personas de mi familia, estoy segura que no soy la única a la que le pasa, en todas las familias hay unx, o al menos en las afortunadas, toda familia que se precie tiene al menos unx, ya saben una hijo “oveja”, ya sea la oveja negra, roja, arcoiris, verde, del color que sea pero no blanca.sheep-5

La oveja ____ ,suele ser el hijo al que le llegó mejor el sustrato intelectual, el que tiene hábitos raros, el que se atreve a cuestionar la autoridad, el que se involucra en su propia educación y que por lo general vuela del nido solx, el que se rebela al sistema y que luego de haber sido el orgullo de los progenitores se convierte en el dolor de cabeza. Seguir leyendo “la oveja ______ de la familia”

Más que el sol

tonight we are young…so lets set the world on fire, we can burn brighter than the sun…

La primera vez que escuché esta canción sentí miles de chispitas salir desde adentro de mi ser, la primera vez que la escuché estaba en casa sola con mi hermano, y el la escuchó también, yo tengo 27  y él 25, en ese entonces tendríamos un año y tanto menos, la pusimos tantas veces seguidas tan alto, gritamos, cantamos, y miles de chispitas salían de dentro.

Cada quien tiene su propia forma de entender las canciones, los videos, los poemas, la vida…pero mucho más allá de eso creo que estamos en un momento de la vida, de la historia en que los cambios ocurren rápido, las decisiones las tomamos sin pensarlo mucho y el impacto del pensamiento de cada individuo es mil veces, millones de veces mayor que en otros tiempos, el sólo hecho de que alguien lejos, desconocido sea capaz de leerme, de entenderme, de identificarse con lo que digo lo demuestra.

Nuestra intensa, necesaria, maravillosa búsqueda de reunión con los pares, de encontrar esa chispa en cada una de las personas que nos rodean, somos compinches, somos líderes, somos tribus, somos grupos, así funcionamos, y así estamos cambiando el mundo, hablando, puteando, gritando, llorando, haciendo, siendo parte de un mundo, de una comunidad viva, vibrante que crece junta día a día.

Me gusta mi generación, me gusta ver al pasado que vivieron mis padres y mis abuelos y tener la capacidad de elegir lo mejor, me gusta poder ver al futuro y saber que hoy día somos muchos que pensamos que hay que hacer las cosas mejor, que los tabúes sean menos, que los amores sean más, que las cosas se piensen en función del ser humano y no de más nada, que poco a poco nos vamos apoderando del mundo, es nuestro turno, somos la generación de turno, nos toca revolucionar el mundo, nos toca construir nuevamente para nuestros hijos, nos toca tomar lo mejor de nuestros padres y nuestros abuelos y tenerlo presente haciéndolo vibrar a través de nuestra perfecta aceptación de la maravillosa imperfección del ser humano.

Somos una generación de noche, somos una generación de cerveza, vino, jaggermeister, abortos conscientes, amor sin discriminación, de la mejor marihuana, del rescate de la tierra, de “estamos hartos de la guerra”, de la comunicación con los animales, somos una generación de malcriados que tienen el permiso de cambiar el mundo, de hacerlo vibrar de volverlo más humano.

Esta noche somos jóvenes…esta y todas.

reflexiones boludas: amicus retrospectivus

es el proceso natural.

Las amistades se consolidan con el paso del tiempo, es unicamente el tiempo el que indica que una persona caló, con importancia, en las entrañas de otra. Y yo me quedo pensando, en el proceso de migrar, empezar una etapa, agruparse, “hacer amigos”, ¿que criterios utilizamos?

– somos todxs extranjerxs.

– necesitamos contacto humano.

– cursamos lo mismo.

– vivimos cerca.

– somos miembrxs de un grupo/agrupación/etc.

Realmente, en el proceso de establecer amistad cuánto nos juega en contra la necesidad imperiosa de encontrar pares para sentirnos aceptados, es triste. Los vínculos de amistad o más bien, de empatía inicial, muchas veces acaban antes siquiera de alcanzar la amistad en sí, y lo malo de esto es que muchos sentimientos se dejan dentro.

La maldita costumbre del ser humano de guardarse las cosas, mi grupo de amigas es de 6 tenemos más de 6 años juntas, creo que para llegar ahí pasamos muchas, muchas, muchas cosas, y nos atrevimos ante todo a decirnos las cosas a la cara, no fue fácil supongo, pero era más importante conservar ese vínculo ya creado, hoy las extraño más que a nada.

No se me hace fácil hacer amigos, de hecho el error más común que cometo es confiar de más en las personas, es dar el 1000% y esperarlo a cambio, las cosas no son así y no sé cuando se aprende, un día te encuentras personas que sabes que pueden convertirse en un potencial grupo, crear un vínculo de amistad, que se yo.

Como todo, lo más difícil es aceptarse tal cual cada quien es, creo que ese momento en que toca ponerse en los zapatos del otro, entender, y sobretodo dejar que eso que llevamos dentro se manifieste y logremos demostrar cariño, amor, por el otro, por aquel que elegimos para que sea parte de nuestra vida.

Hay frases muy trilladas, como esa de que “las personas a veces vienen para quedarse y a veces no”, que “todo mundo tiene una misión en la vida del otro”, bleh, una vez estableces un vínculo con alguien la decepción de ver que la otra persona no se apunta es grande.

A veces no pensamos en las otras personas, la mayoría del tiempo nos olvidamos de que somos parte de un sistema y que cada una de nuestras acciones repercute en ese sistema, al final sólo queda analizar la totalidad de las experiencias, quedarse con lo más importante y seguir adelante con la cabeza en alto.

Este año me trajo muchas experiencias, mucha gente, algunxs que se fueron prematuramente de mi vida, otrxs que contra mis esperanzas de que se quedaran su paso fue pasajero, y al final la experiencia llegó al revisar, reconstruir, reencontrar esa vieja amistad, esa que al final es la que siempre estuvo.

Si miro en retrospectiva es una ganancia, es la mejor ganancia que alguien puede pedir, un amigx de por vida.

como cambiar el mundo?

Hay tantas opiniones validas, que podrían responder esa pregunta, hoy conversando con mi madre quien me indicaba con tristeza que se lamentaba un poco por el hecho de no haber podido hacer nada por ayudar a las niñas en Panamá, a las niñas a las que aún les es negada la educación, a las niñas que se ven en situación de vulnerabilidad por reunir más de dos factores sociales que las pone en riesgo.

Aún no has podido mamá, le dije, pero ella me dijo que cuando fuera dueña de su vida y su tiempo seguro lo haría, y hay muchas personas como ella, como mi madre que sueñan con ver el mundo diferente pero realmente están atadas de manos, en mi inmediato reflexionar sobre el tema me di cuenta que mi madre si ha hecho algo por esas niñas y por la humanidad entera y eso es haber sido una buena madre, ojalá todas las personas tuvieran la suerte de tener una madre como la mía, mi mamá me ha apoyado en todos mis sueños y ahora es quien me mantiene en esta idea de estudiar una maestría en Derechos Humanos, y es quien me enseño a ver el prójimo mi propio reflejo, mi propia humanidad, mi mamá hace mucho por cambiar el mundo, me dio la oportunidad a mí, me ayudó a prepararme y cree en mí cada día, es mi fan, y a ella le debo mucho, en su nombre sé que voy a llegar a esas niñas, en su nombre y con su fuerza y fe sé que voy a ayudar a miles de personas, sé que por esta oportunidad voy a honrar el sacrificio que hace al trabajar y no tener tiempo para ella.

Después de todo, cambiar el mundo es una cuestión colectiva, es una cadena llena de eslabones importantes, lo relevante es identificar que eslabon es uno y cumplir su función, mi madre me dio todas las herramientas ahora me toca a mi actuar, así mismo, cambiando el mundo de a poquito aprovechando las oportunidades sin renegar, saber que lo que yo tuve me hace ser parte del pequeño porcentaje de mujeres que llegan ser profesionales, y ahora tengo que devolver eso, tengo que ayudar a que más mujeres lleguen ahí, a ser profesionales y dueñas de sus vidas, y pa’ alla vamos.

Gracias mamá, por ser parte de ese cambiar al mundo, dando amor, llenando de energía!

con el corazón de frente

hoy escribo, como siempre, con el corazón en la mano, con el corazón por delante, en algún momento decidí vivir mi vida amando todo lo que me rodea, decidí que era la unica fora viable, al menos para mí, de vivir adecuadamente, amando todo, derritiendo corazones con amor.

A veces me ha resultado, otras no, es que no se puede amar, ninguna forma de amor, a nadie queno quiera ser amado, que no quiera amar de vuelta, y es que es así la grandeza del amor, lo infinito del amor es que una vez comprendemos la dinámica se nos hace tan fácil amar a los demás, amar la tierra, amar todas y cada una de las cosas que nos rodean.

Lo importante es saber como enfrentar esos momentos en que algunas personas que no han aprendido a amar intentam sabotearnos, no podemos permitirlo, me ha pasado que he caído en las trampas de las personas con el corazón reprimido pero he sabido salirme sin mayores daños.

El punto al que iba era que no importa que situaciones presente la vida siempre debemos amar todo en nuestro entorno, y amarlo más aunque creamos que es difícil, amar el mundo y dejar que el alma se nos involucre con la realiad actual, amar el hoy para asegurar el mañana, no agobiarse por el pasado simplemente usarlo como motor para seguir avanzando.

No hay nada escrito acerca de como debemos vivir, todo el mundo viene con una misión distinta, camina por un camino distinto, baila a ritmo distintos pero todos amamos de la misma manera, entregado lo mejor de nosotros a cada una de las personas que nos rodean y sobretodo entregarnos a nosotros mismos lo mejor de nuestro ser.

Hay que rockear la vida, pero hay que rockearla con amor, para que todo valga la pena.

my own personal “cubito de hielo”

Estos últimos días han sido una cagada, me he descontrolado y he perdido un poco la noción de la realidad, el motivo de todo este drama existencial es… (redoble de tambores) LA LLEGADA DEL FRÍO, si yo me pudiera describir en una palabra respecto a ese tema seguro sería “CARIBEÑA”…es todo, y el frío es mi kriptonita, basta decir, y para que se ubiquen en el contexto, el AC de mi cuarto, cuando tuve, siempre estuvo a mínimo 17 grados, menos de eso para mí es tortuoso y ahora esta ciudad me despierta con mañanas oscuras a las 7:45 a.m. y con temperatura de 4 grados, mi mente sólo piensa en una cosa, “debo devolverme a mi castillo de arena y sol lo más pronto posible”

La verdad es que hay solo un motivo que ha generado este rechazo inmediato al invierno, más allá de mi naturaleza cálida y tropical, NO TENGO CALEFACCIÓN, aprovecho para desahogarme, o sea quejarme, de que tengo dos meses pidiendo al dueño del depto que venga a arreglarla porque “…yo no soy de aquí y el frío me cuesta un poco más…” pero al parecer el sólo escucha “bla bla bla” cuando le hablo.

bueno ya, basta de quejas. He encontrado refugio en las infusiones y las botellas de vino llenas de agua caliente puestas en la cama a la altura de los pies, nunca había dormido empiernada a una botella (aún no llego a esos niveles) y esta experiencia fue placentera, las infusiones, particularmente la de “Frutos Rojos” llegan a mi corazón y me hacen ver que el invierno puede disfrutarse, lástima que la sensación solo dura hasta el final de la taza.

La verdad es que creo que esta va a ser la parte más difcil de mi adaptación, todo lo demás lo estoy disfrutando pero el invierno llega oficialmente el 21 de junio y yo desde ya estoy hecha una María Llorona todas las noches anhelando mis gloriosos 30° de ciudad de Panamá, supongo que es cuestión de acostumbrarse y de seguir insistiendo para que me arreglen la calefacción, y por supuesto adquirir la hermosa costumbre de tomar té caliente a toda hora.

ohh ...just come and feel my soft, mushy, pretty and cold little tushy!
ohh …just come and feel my soft, mushy, pretty and cold little tushy!

Como sea, estos días han sido difíciles, siento que vivo en el culo de un oso de polar y me siento incomprendida….pero tengo la certeza de que todo lo curará UN BUEN TRAGO DE WHISKY TODOS LOS DÍAS, con esto o me adapto o me vuelvo alcohólica, en cuanto me llene de valentía procuraré investigar esta ciudad, este país y ver los colores del invierno…pero eso en otro post, otro día…quizás…si sobrevivo….

#StopDrama
#IcePrincessGoneWild
#CaribbeanPrincessGoneCold
#etc…

Haciendo mercadito

Una de las cosas que más me gusta de Argentina es la separación de rubros, a ver, en Panamá en un supermercado compras todo, pero es porque casi no te queda opción, algunas ferias de productores, y algunas fruterías, pero no es lo más común, las 3 o 4 cadenas de supermercado que hay se llevan el grueso de los consumidores, lo más seguro la mayoría de la gente alegue comodidad, pero la verdad es que no hay una educación de consumo.

Acá también hay supermercados, y ofrecen de todo pero la oferta de rubros independientes y separados es mucho mayor, y honestamente me parece una delicia, además de que se beneficia el comercio justo pues muchas veces compras directamente del productor o por lo menos estás beneficiando a una cadena de micro empresarios, desde el productor hasta el dueño de la fiambrería (quesos, jamones=fiambres).

Mis amigos me llevaron a una feria en donde los productores entregan el producto al consumidor, hay también puestos de revendedores pero bueno, es un micro empresario al que favoreces, es genial y es una delicia hacer mercadito de esa manera.

“hola, me da 100g de jamón cocido, 200g de queso cheddar, 150 de pastrami…” y así, mientras esperas en la fiambrería a que te atiendan observas a los argentinos y ves que piden, le preguntas a las doñitas que es cada cosa y como se come, es una experiencia placentera, ir al supermercado implica unirte a un mar de gente que necesita salir rápido.

“hola, ¿ a cómo está el kilo de nalga?…¿y el cuadril?, ¿y las costillitas?…¿milanesas de pollo tienes?” en la carnicería el carnicero hace que las carnes parezcan mantequilla cuando las corta, es impresiionante la precisión al hacer los cortes y atinar en el peso que le estás pidiendo, a ellos le pides consejos sobre los mejores cortes para diferentes usos.

En todo este recorrido nunca falta el que se interesa por ti “y de donde son chicas?,” “ah, Panamá, que lindo debe ser, se la pasan en la playa ustedes? y hace mucho calor? que rico debe ser trabajar cerca del mar cálido”, obvio nunca falta el pedante que hace referencia a “ah, son colonia shanki ustedes” pero a esos “pelotudos” no les hago caso.

En un recorrido normal, luego de la carnicería vamos al lado, a la verdulería, TODOS LOS VEGETALES PARECEN SACADOS DE UNA REVISTA los tomates brillan, las berenjenas son todas perfectas del tamaño que deben ser, las lechugas de todos tipos, acelgas, rúcula, espinacas y demás verdes te hacen sentir en la montaña, y como usualmente son peruanos es normal encontrar plátano verde, entonces viene la pregunta por parte de algún argentino en la fila “nena, me podés contar como se come eso?” “ah, pero es una banana, es dulce”…luego de la explicación de que no es una banana y que lo comemos salado la mayoría de las veces, les explicamos como hacer patacones, me ha pasado que alguna vez las señoras llevan uno para probar, me gustaría saber cual fue el resultado.

En argentina, lo mejor es la comida, muchos estarán en desacuerdo, pero yo como conocedora del tema lo aseguro, las carnes son deliciosamente perfectas, los vegetales frescos, los lácteos como deben ser, lo que más me ha costado encontrar es pan que sea de mi agrado, pero ahí vamos, ya me contaron de una panadería peruana que está super buena, y es que con este clima y con mi nueva conformada tribu colombo panameña, pues nos reunimos a comer rico, darnos calor y hablar de todo un poco.

extracciones sanguíneas y mi terror a ellas.

Hace tiempo no reflexiono sobre las cosas de la vida diaria, claro, reflexiones que quizás sólo a mi me importen. Hoy me fui a sacar sangre, odio las extracciones de sangre, tengo un piercing, estoy tatuada y nada de eso me dio miedo o me dolió, pero las extracciones de sangre son un suplicio, creo que ya he hablado aquí de este tema, pero bueno, es una cosa que suele ser anual, resulta que decidí ir porque anoche a eso de las 8pm me noté una bola bastante grande en el cuello, obvio con un viaje a pocos días me asusté y decidí ir, en lo que llegué a casa y cené ya se habían dado las 10pm, por lo que debía esperar 12 horas sin nada de alimento para poder hacerme los análisis, y así fue, me desperté a las 8am, ignoré mi rutinaria necesidad de café en cuanto abro los ojos, y ese, señores, fue mi primer y mayor error, el dolor de cabeza empezó como a las 10:30, porque obvio iba tarde para el laboratorio, pero desde las 9 am podía sentir mi estómago reclamando su alimentación a esa hora.

Creo que quizás fue por el hambre tan descomunal que tenía y el dolor de cabeza tan destructivo que la extracción en sí pasó a segundo plano, o quizás ya estoy madurando (era hora) y no soy la pequeña niña de 10 años que echaron de ese mismo laboratorio porque no se dejaba sacar sangre, creo que mi padre jamás se había sentido tan avergonzado, que horror, pero bueno, hoy día me porté bien, eran tantos los análisis que el tubo de la aguja era GIGANTESCO, algo así como un mosquito salido de Jurassic Park, pero yo decentemente me mordí un dedito y empecé a rezar, sí! estaba rezando, y literalmente la extracción duró lo mismo que el Padre Nuestro, descubrí que es un método muy eficaz que pretendo poner en práctica de ahora en adelante.

Lo que aprendí de este día fue que realmente no debo hacerme exámenes de sangre tan tarde en la mañana, y menos pretender hacer actividad física como ir de comprar y hacer mandados luego de que parte de mi sangre quedó en un tubo de ensayo, la verdad es que casi muero, mi madre me tuvo que ir a recoger al centro comercial y levantarme cual huevo frito en el suelo, al menos así me sentía.

Pero no es mi intención que esta sea una experiencia negativa, la verdad es que me siento orgullosa de haber sido tan valiente en mi consulta, haber extendido el brazo y no haber dudado ni un minuto, ya era hora, pero lo que me deja un poco enojada es que creo que realmente me merecía mi caramelo en palito, como el que consiguen los niños en las películas!